domingo, 12 de octubre de 2008

El fin del capitalismo?


Nuevamente el fantasma de la crisis ronda las esquinas de nuestro planeta, ahora una nueva crisis económica se cierne des de las altas esferas de la especulación WALL STREET, aquella bolsa donde se fundamente el capitalismo se desplomo como en el siglo anterior en recordado “Jueves Negro” aquel 24 de octubre de 1929. Fruto de una sobreproducción del mercado estadounidense, que desde ese entonces era el principal exportador mundial y la potencia más industrializada (reunía el 42% de la actividad mundial). Sin embargo, esta situación de hiperactividad productiva coincidió con paradójicos bajos niveles de consumo y demanda tanto en el mercado interno como en el europeo, a pesar de esa crisis mundial el único país que soporto esta crisis fue la URSS.

Ahora no es solamente la sobreproducción y la anarquía en esta que caracteriza al capitalismo, ahora el escándalo va por la hipotecas basura (subprime), aquellas hipotecas que por el afán de vender nunca aseguraron que fueran pagadas, por su deudores, ósea una hipotecas sin garantías. Todo esto vinculado a la especulación y exhecibo interés en la vivienda que se genero en USA, había tantas casas; pero tan poca gente para habitarla y peor para pagarla.

Pero increíblemente hemos escuchado a todos los defensores, neoliberales, aquellos que critican al “Estado Centralista” ese estado obeso que no permitía que su sistema se desarrolle. Aquí cabe una cita de Ronald Reagan ex presidente de USA, "El Estado no es la solución, es el problema", quizá esas palabras puedan recordar a Jaime Nebot y su famosa autonomía, y que claro, plenamente ahora recurren a un salvataje bancario si lo recuerdan como aquel que sufrimos los ecuatorianos en el gobierno de Mahuad y mucha gente nos quedamos sin un sucre, porque se transformo en dólar y disminuyo notablemente nuestra economía. Prueba del fracaso del sistema y de aquellos planteamientos neoliberales, estas intervenciones del Estado -las mayores, en volumen, de la historia económica- demuestran que los mercados no son capaces de regularse por sí mismos.
Se han autodestruido por su propia voracidad. Además, se confirma una ley del cinismo neoliberal: se privatizan los beneficios pero se socializan las pérdidas. Se hace pagar a los pobres las excentricidades irracionales de los banqueros, y se les amenaza, en caso de que se nieguen a pagar, con empobrecerlos aún más.
Hace unos meses, el presidente Bush se negó a firmar una ley que ofrecía una cobertura médica a nueve millones de niños pobres por un coste de 4.000 millones de euros. Lo consideró un gasto inútil. Ahora, para salvar a los rufianes de Wall Street nada le parece suficiente.

Evidente que no es el fin del capitalismo pero si muestra claramente su resquebrajamiento y muestra su verdadero rostro que no ha solucionado el problema de la explotación, alimentación, trabajo, etc, muestra su debilidad y porque la necesidad de terminar de enterrar este sistema, culpable del atraso de nuestro país, y causante de las inequidades sociales, nuestra tarea es seguir minando este sistema, educar a nuestro pueblo, para la toma del poder y la construcción del socialismo

2 comentarios:

EL BUHO ANDINO dijo...

urgente solidaridad en el cauca
colombiano

Marco dijo...

No comprendo varios aspectos del articulo "¿El fin del capitalismo?" por ejemplo desde una perspectiva marxista es incomprensible adoptar terminos que ha creado la banca mundial al hacer referencia a las hipotecas basura, como socialista debemos profundizar en este termino ya que indirectamenta hace ver a quienes se han beneficiado de este credito como insolventes o basura, su situaci{on eeconomica no puede ni bede ser tratada desde la optica marxista con los mismos terminos que el capitalismo. (profundizar en el articulo es demasiado general)
segundo, hablar en un espacio marxista de "Socialismo para ricos y capitalismo para pobres", genera confuciones, a{un planteandolo de manera sarcastica como cre es la intención

Asi Somos